Plan de Utilidad Comercial

¿Cuánto tiempo perdemos en el trabajo con cosas que no son útiles?, ¿trabajas 8h y es productivo hasta el último minuto?, ¿te quejas por no disfrutar a diario de tiempo para ti y para tu familia? Todos en algún momento nos hacemos alguna de estas preguntas y solemos quejarnos por la carga de trabajo y por los a menudo, pocos satisfactorios resultados de venta.
Desde hace semanas estoy elaborando un plan de utilidad comercial para incrementar mis resultados, trabajar menos horas y más productivas y poder tener al menos tres horas diarias (de lunes a viernes) para hacer lo que desee, ya sea leer, ver la televisión o escribir para alguno de los blogs donde colaboro.
5926721428_4b85916d99
A grosso modo se resume en estos puntos que al ser tan sencillos, muchas veces no le damos la importancia que deberían tener:
  1. 90 minutos UltraProductividad: En tramos de dos antes de comer con 30 minutos entre uno y otro, y otro por la tarde después de comer. ¿En qué consiste? Sencillo… “Dedicar 90 minutos al trabajo a realizar con mucha concentración, ya sean visitas a puerta fría, envío de mails, llamadas a clientes… Sin interactuar con llamadas no profesionales, whatsapps, o lo que no esté relacionado con el trabajo”
  2. Visitas comerciales cortas: Visitas como máximo de 30 minutos (y me paso). En ese tiempo se explica el producto, se charla de manera amena con el cliente, se resuelven dudas, etc… Da tiempo a todo ello y podemos incluir alguna visita más en el día.
  3. Apuntar cada acción realizada en el día, ya sea llamada profesional, visita, duda resuelta, etc.. Eso me ayuda a ser consciente a final del día de todo el trabajo realizado.
  4. Comer en un plazo corto de tiempo para evitar la somnolencia.
  5. Comenzar la jornada laboral antes de las 8h y acabarla antes de las 19h. No somos conscientes de lo importante que es aprovechar el tiempo con la familia, amigos o con uno mismo.
  6. Fuera de los tramos de 90 minutos, lo uso para trasladarme en coche a la zona de visita, preparar las presentaciones, organizarme para aprovechar al máximo ese tramo, trabajo administrativo y cualquier necesidad que tenga que cubrir profesionalmente.
  7. Ser consciente en cada momento de que no se puede desaprovechar el tiempo de trabajo en cosas personales. Para ello ya tengo tiempo después de las 19h y los fines de semana.
Por ahora, estoy en pleno proceso de prueba y no tengo los datos de venta comparados con meses anteriores, pero el incremento de la actividad es importante y a la vez, disfruto de más tiempo durante la semana para cosas personales (cosa que agradezco y me carga las pilas para el día siguiente).
Este “plan” es un ejemplo más del que cada persona puede elaborar y que animo a cualquiera que se dedique a las ventas a hacer el suyo propio. Nadie mejor que tú sabe lo que te hace falta.
Prueba… Falla… Vuelve a probar… Vuelve a fallar… Hasta acertar.
¿Vas a seguir haciendo lo mismo?
Anuncios

Acerca de Ventas desde la Trinchera

Blog dedicado al día a día de la venta, en un entorno cada vez más cambiante. Un blog distinto para vendedores diferentes.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s